Lengua 
¡Queridos hijos! También hoy los invito a orar. Oren, hijitos, de manera especial por todos aquellos que no han conocido el amor de Dios. Oren para que sus corazones se abran y se acerquen a mi Corazón y al Corazón de mi Hijo Jesús, a fin de que podamos transformarlos en hombres de paz y de amor. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Comentario del mensaje

25 de diciembre de 2003 (Anuales)
25 de febrero de 2004 (Mensual)
 
Para de comparación con distinto lingüístico versión escoja